img_1436

El jeep que transportaba las cenizas del mandatario cubano, que
falleció el pasado 25 de noviembre, se ha averiado durante la procesión oficial hacia Santiago de Cuba. Los militares que custodiaban el vehículo han tenido que empujarlo, generando una imagen insólita.

La instantánea para la historia es una anécdota en los actos de recuerdo del exprimer ministro (1959-1976) y presidente de la República de Cuba (1976-2008), que concluirán el lunes con una despedida privada y familiar en el cementerio de Santa Ifigenia.

Antes, el cortejo fúnebre, rebautizado como Caravana por la Libertad, ha recorrido más de mil kilómetros por toda la isla caribeña, incluido el Cuartel de Moncada, punto de inicio de la Revolución cubana que triunfó en 1959.

Mirá también  Viaje de senadores y diputados a las elecciones de Estados Unidos costó medio millón de pesos al Estado

Fuente: El Español

Lo leiste primero en LaInterneOnline

Nuestro sitio no recibe subsidios ni pauta de ningún partido político.


Te Recomendamos


Notas más compartidas



Dejanos un comentario