El Tipito de la barba.

Novaresio no es un periodista brillante pero al menos daba imagen de ser un tipo tolerante y democrático. Pues no lo es. El Sr periodista me acusó con su enorme cuenta de 790.000 seguidores, de ser troll. Eso no me importó, reglas de Twitter, dije.

Sin embargo no quedó ahí, haciendo uso del poder de los medios, me difamó por su programa de radio, que era un troll del gobierno, una fanática enferma que me alegraba de la muerte de Néstor y que me burlaba de los 30.000 desaparecidos que lo había insultado y hasta lo había atacado en su sexualidad.

Visita este anuncio

No contento con ello, en una entrevista radial que le realizaron en otra emisora volvió hacer las mismas referencias, insistiendo en que era un troll.

Debo confesar que nunca tuve grandes expectativas con  Novaresio, su discurso denota una mente anonadada por el vacío y sin grandes luces. De haberlas tenido podría haber verificado que mi cuenta fue creada en mayo del 2010, por ejemplo.

Vendría a ser la abuela de todos los trolls.

Mismo el tema de los desaparecidos, siendo la misma Fernandez Meijide quien ha puesto en duda el número de 30.000. Tal vez sepa más del tema que la misma Meijide; como parece saber más de cuando comienza la vida, contrariando a todas las academias de medicina del mundo, desde su conocimiento de abogado y periodista, maestro, sastre y tortero.

Que no se enoje con Nestor se lo entiendo. Al fin y al cabo Ud tiene las venas corroídas por jugo de tomate frío. Podemos pensar distinto. Podemos sentir distinto al país. Afortunadamente Ud no estuvo de juez en Núremberg, sino diría que no fue para tanto.

¿Cómo es esto Señor progresista, amplio y de actitud tolerante, que cada vez que un ciudadano lo critica a Ud o sus colegas nos acusan de troll? Parece que a Ud no solo se le vuelan las macetas, también los principios, si acaso tuviera algunos.

Hay una cobardía ridícula que no voy a dejar pasar: la de usar los medios de comunicación masivos para atacar una ciudadana de a pié. En esto no defrauda Novaresio, misma actitud “temerosa” que exhibió cuando entrevistó a la ex presidenta y fue el hazme reír de todas las redes sociales.

Un consejo final, ya que no le gustó que le recordara su poca hombría: no se hacen capturas de pantalla, se cita, lo otro, si, como le dije, es de cagón.

 

Escrita por el usuario : @kimse1

ANUNCIO: Las opiniones vertidas en esta EDITORIAL son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de éste MEDIO DIGITAL
Lo leiste primero en LaInterneOnline

Nuestro sitio no recibe subsidios ni pauta de ningún partido político.


Te Recomendamos

loading...

Notas más compartidas



Deja tu comentario