Una mañana atípica se vivió este miércoles en el Jardín de Infancia Mitre del barrio porteño de Palermo. Cada día, a las 9, niños de tres, cuatro y cinco años participan del izado a la bandera junto a sus familias y se retiran a las salas con sus maestros. Ayer hubo algo más: los docentes tomaron el micrófono y brindaron un discurso para repudiar el desalojo policial que se registró el último domingo en la plaza de los dos Congresos. Luego, obligaron a los menores a participar de un “abrazo simbólico”.

El episodio indignó a varios padres y madres que se encontraban en el establecimiento. “A nosotros no nos dijeron que iba a haber un mitín político; si me hubieran consultado, no habría concurrido”, dijo uno de ellos a Infobae. Ninguno trató de impedir que se desarrollara la actividad para no generar una “situación violenta”, pero una vez que concluyó varios se acercaron a los directivos en busca de explicaciones. En una tensa reunión, ambas partes intercambiaron consideraciones sobre lo que acababa de suceder.

Mirá también  Exigen que un fiscal actúe de oficio por dichos de Sabbatella

“Daba asco que una docente tomara una posición en un jardín de infantes como si fuera una tribuna política”, expresaron los padres. “Menospreciaron nuestra inteligencia”, se quejaron. Ahora analizan notificar lo que ocurrió al Ministerio de Educación de la Ciudad.

Según pudo saber este medio, el “abrazo simbólico” no contó con la adhesión de todo el personal docente. De hecho, aquellos maestros que estaban en desacuerdo se retiraron del jardín durante el lapso que duró la actividad.

En el encuentro entre directivos y padres, desde el jardín defendieron el acto al alegar que “la escuela y la política van a de la mano” mientras que desde el otro lado sostuvieron lo contrario. No se pusieron de acuerdo en eso, pero hacia el final las autoridades asumieron un compromiso: de aquí en adelante, informarán antes de realizar alguna práctica de este tipo.

Polémicos abordajes del paro docente en escuelas

En los últimos días, se registraron episodios similares en dos establecimientos. En el Instituto Sagrado Corazón de Almagro, los docentes alentaron a sus alumnos de primer y segundo año a que dibujaran y escribieran frases de apoyo después del violento desalojo policial sufrido el domingo anterior. “Si tocan a uno, tocan a todos”, dice uno de los carteles pegados en el aula.

La profesora Andrea Iglesias se encargó de compartir en su cuenta de Twitter los trabajos que les pidieron a sus alumnos. En uno de los dibujos se observa un puño con un delantal. Un afiche reproduce consignas como: “Docentes presentes. Gobierno ausente”, “Nos están enseñando a luchar”, “A los maestros no se nos tocan. Son sagrados”.

Un accionar parecido se presentó en el jardín municipal Anteojito de Ciudadela. Los padres denunciaron que sus hijos entre 3, 4 y 5 años habían sido inducidos a realizar dibujos relacionados con los incidentes del domingo en la plaza del Congreso.

En los carteles pegados en las aulas, se ven dibujos rudimentarios de los niños que grafican la violencia de la policía. Abajo de ellos, frases de los docentes que consignan: “Los policías les pegaron a los maestros con palos y está mal” o, en una declaración de principios, “Desde muy chiquitos, es importante transmitir valores y entender que el respeto es fundamental para vivir en una sociedad donde poder ejercer nuestros derechos”.

Visita este anuncio

 

fuente: infobae

Lo leiste primero en LaInterneOnline

Nuestro sitio no recibe subsidios ni pauta de ningún partido político.


Te Recomendamos


Notas más compartidas



Dejanos un comentario